Monthly archives: April 2010

Yuyanapaq. Para recordar (y recomendar)

1 PREcareta014-1*Ayacucho, 1982. Foto: Oscar Medrano. Revista Caretas. (Fuente)

“Un pueblo sin memoria es un pueblo sin destino”[Beatriz Lucero Merino]

En unos de mis viajes al Ministerio de Educación aproveché para pasar por el Museo de la Nación que queda a pocas cuadras de ahí­, en el distrito limeño de San Borja. Si bien tiene cerradas la mayorí­a de sus salas por reforma, algunas están habilitadas. En el sexto piso se puede visitar la exposición fotográfica Yuyanapaq. Para recordar.

Quedé impresionada con el archivo fotográfico y la curaduría de la muestra. El recorrido histórico que va de 1980 al año 2000, muestra el conflicto armado interno que terminó con la muerte y desaparición de 69.000 personas en el país. Se exhiben casi 200 imágenes como resultado de la investigación realizada por la Comisión de la Verdad y Reconciliación de la Defensoría del Pueblo en base a 90 archivos fotográficos provenientes de distintas fuentes: medios gráficos, agencias de noticias internacionales, fotógrafos independientes. Entre los últimos se destacan: Vera Lentz, Jaime Rázuri, Mónica Newton, Alejandro Balaguer.

No dejen de visitarla los que están de paso por esta ciudad costera, los que le gusta la fotografía, y también los interesados por entender una parte del pasado oscuro del Perú. Se las super recomiendo.

3604532125_5eac9f0ec1_b* Lima, 1980. Foto: Carlos Bendezú, Revista Caretas. (Fuente)

18 PRInchapp043* Ayacucho, 2000. Foto: Nancy Chapell. (Fuente)

OLPC latinoamérica

Uruguay: El Proyecto Flor de Ceibo tiene su segundo informe 2009 de la implementación del Plan Ceibal en todo el territorio nacional, con las acciones y diagnósticos del uso y apropiación de las XO en la comunidad educativa. También se detallan las líneas de acción para el 2010 tendientes a fortalecer los vínculos de la escuela en el entorno comunitario.

Perú: La alemana Antje Breitkopf está investigando impacto del proyecto OLPC en el Perú.Comenzó por Arahuay, donde se realizó el proyecto piloto de implementación de las XO en el 2007. Aquí les dejo sus observaciones de clase en video: Parte 1 y 2.

Digital literacy across the curriculum

digitalAcabo de encontrar una publicación de Cassie Hague and Sarah Payton en Future Lab sobre prácticas docentes de alfabetización digital en las aulas de escuelas primarias y secundarias.

El manual toma como casos de estudio, aquellas que han buscado desarrollar en los estudiantes competencias digitales a través de un proyecto transversales a la currícula. El objetivo que atraviesa cada caso es la promoción de un uso crítico y creativo de las tecnologías (LA preocupación de quienes hablan de una segunda brecha digital).

Las prácticas docentes, en algunos casos, fueron asistidas por Becta el organismo de Gobierno británico encargados de asegurar el uso efectivo e innovador de las tecnologías.

¿Por qué considero relevantes estos ejemplos?

– Por la pertinencia de la tecnología en cada proyecto.

– Por el desarrollo en los estudiantes de competencias para la investigación, selección de fuentes a partir de consignas orientadoras por parte de los docentes.

– Por la estimulación del trabajo colectivo y en colaboración de los estudiantes.

– El uso conciente y crítico de los recursos digitales como forma de comunicación.

– La importancia de la audiencia en el proceso comunicativo de desarrollo del proyecto.

Desde acá pueden bajar el pdf, y también videos de las experiencias.

Tengo pendiente todavía una reseña de un libro de casi 400 páginas que publicaron este año Norbert Pachler, Ben Bachmair y John Cook, Mobile Learning. Structures, Agency, Practices. Si bien el libro tiene un marco teórico bien interesante, además cuenta con muchos ejemplos de experiencias con mobile learning que trabajan en las fronteras entre la educación formal e informal. Y Futurelab es uno de los ejemplos citados.

Desnaturalizar las interfaces

Tanto docentes y estudiantes por lo general desconocen la historia de los recursos (digitales o no) con los que trabajan diariamente en la escuela. Parte del proceso de desnaturalización de las interfaces en la institución, podría ser investigar cómo llegaron a ahí (su historicidad), con qué objetivos, y qué función cumplen (si es que las cumplen) en la enseñanza y para el aprendizaje.

Este es un documental que produjeron alumnos de 5to año en el sur del Bronx, NYC, sobre la experiencia de OLPC en la escuela con entrevistas a docentes y alumnos, y la historia de la laptop XO de Negroponte.

Nuevos aprendizajes: del consumo a la producción

“La interactividad es propiedad de la tecnología, mientras que la participación es propiedad de la cultura” Henry Jenkins

448-6 Estuve leyendo un pequeño libro de Henry Jenkins, Confronting the challenges of participatory culture. Media Education for the 21st Century, editado por la Fundación Mac Arthur en el 2009.

En el capítulo ¿Qué deberíamos enseñar? Repensando la alfabetización, el autor plantea como punto de partida su desacuerdo con la definición de la alfabetización del siglo XXI del New Media Consortium (2005), esto es: “21st century literacy is the set of abilities and skills where aural, visual, and digital literacy overlap. These include the ability to understand the power of images and sounds, to recognize and use that power, to manipulate and transform digital media, to distribute them pervasively, and to easily adapt them to new forms”.

-Para Jenkins la alfabetización mediática del siglo XXI debe tomar en cuenta tanto la cultura de la imprenta, como también la cultura visual, digital y audiovisual. La idea es que los jóvenes expandan las competencias, y no que reemplacen las viejas por las nuevas. Para ser parte de la cultura participativa tienen que saber leer y escribir.

-En cuanto a las habilidades técnicas, si bien, son también necesarias para que los estudiantes conozcan cómo acceder a la información, sepan utilizar un programa, manejen una cámara, sepan programación básica, etc, no son suficientes. Centrarse en la alfabetización técnica es para Jenkins, como confundir la “caligrafía con la composición”. La tecnología está siempre cambiando (antes la sala de mecanografía, ahora de la sala de computación y pronto devendrá en otra cosa). Los estudiantes necesitan adquirir una comprensión básica de las formas en las representaciones mediáticas estructura de nuestras percepciones del mundo.

-Del mismo modo, las nuevas alfabetizaciones mediáticas deben concentrarse en habilidades sociales y no individuales (como ha desarrollado la educación formal hasta el momento), a los fines de interactuar en comunidades más grandes.

El libro es bien interesante. El autor hace foco en el concepto de cultura participativa, y no en la tecnología interactiva como lo aclara al inicio. “La interactividad es propiedad de la tecnología, mientras que la participación es propiedad de la cultura”. El término participación atraviesa las prácticas educativas, los procesos creativos, la vida comunitaria, la ciudadanía democrática.”

We are moving away from a world in which some produce and many consume media toward one in which everyone has a more active stake in the culture that is produced…

En este sentido, el objetivo del libro es aportar ideas para el desarrollo de competencias en los estudiantes que promuevan la cultura participativa. Las competencias son las que siguen:

skills

Sobre cada habilidad, el autor suelta ideas sobre cómo se puede desarrollarlas en el proceso de enseñanza aprendizaje, de manera tal que los estudiantes puedan convertirse en participantes, y no sólo consumidores, de la cultura de la convergencia mediática.

Entre los ejemplos encontramos tips sobre cómo se puede desarrollar el aprendizaje a través del juego un profesor de historia para enseñar sobre la segunda guerra mundial. O cómo podría aprovecharse la navegación transmedia en clases de literatura o de idioma. O cómo el profesor de geografía puede aprovechar el networking.