Marca personal

En Cabrera y Godoy Cruz hay un cartel hecho con cartón que dice “¡Cuidado! en esta esquina roban cartera”. Me parece buenísimo (más allá si al señor, señora, señorita le hayan robado la cartera) que se pueda convertir una experiencia personal en una marca pública. Esto es, hacer visibles sobre la cartografía urbana las vivencias, experiencias personales que vamos haciendo en nuestro recorrido diario por la ciudad.

Hace un tiempo hablábamos del proyecto rosarino Post Urbano que plantea este tema de la intervención sobre la ciudad, de colocar en la ciudad nuestras propias señalizaciones. Solo que el proyecto es un poco mas complejo porque plantea intervenir primero sobre imágenes satelitales de las calles de la ciudad de Rosario, y luego realizar un acción concreta, colocando un cartel en el lugar.

Autoreferenciales

Si hay algo que me pone nerviosa es cuando la gente no se hace cargo de nada. Un ejemplo es colocar carteles autoreferenciales. La mejor manera de bajar moral, haciendo hablar a las cosas.

Entonces tenemos desde esta bicicleta que habla, hasta el el árbol que dice “No me lastimes”, el auto que dice “Me venden”. Los juegos de la plaza y el cartel “cuidame”, etc, etc…

Hay más fotos en relación a esto en el flickr de Alvy.

El cartel de la foto está en el estacionamiento de bicis de la escuela primaria en Sunchales (por lo menos podrían empezar por cambiar la de carrera, por una playera, no?)