Category archives: Redes sociales

Jóvenes, medios y educación

Les dejo una entrevista que me hicieron en noviembre del año pasado para el programa Tiempos líquidos que conducen Santiago Do Rego y Valeria Weise, en Radio Cultura FM 97.9, donde conversamos sobre la función de la educación en relación al uso medios digitales que realizan los jóvenes en la actualidad. La importancia de la alfabetización mediática para promover el consumo responsable de la información y producción de contenidos.

22-11-2014 Nota a Lorena Betta, especialista en alfabetización mediática y digital. by Tiemposlíquidos on Mixcloud

Ética hacker made in Rosario

Ética hacker made in Rosario es una nota que fue escrita para el diario La Capital de Rosario hace unos meses, pero que no fue publicada allí por considerarla “compleja”, Pablo la reproduce en su blog. El artículo hace repaso por la experiencia de Compartiendo Capital. Sus inicios, sus impulsores, intereses y objetivos de esta plataforma donde una comunidad de artistas hackers comparte procesos más que resultados. Cuenta además con una columna de Reinaldo Laddaga, el autor de Estética de la emergencia.

Todo ello a partir de un libro que se publicará en unos meses sobre la experiencia de los rosarinos, en el cual participaremos, junto a otros intelectuales y artistas, con un capítulo.

Nuevos formatos, viejos conceptos

Uno de los temas que se viene discutiendo en la blogósfera desde hace unas semanas, es el tema del Cánon Digital en la Argentina que instaló el diputado Claudio Morgado en labarbarie.com.ar, y que se trata de la posibilidad de aprobar una ley que consistiera en colocar un gravamen a la copia privada para compensar los derechos intelectuales (fonográfico, de producción,etc,) de los autores.

Lo que más me resulta curioso, es cómo este tema repone una discusión más profunda de fondo al interior de la red, y es lo que lo que entendemos por la “política” y “democracia”. A veces se naturaliza demasiado estos conceptos, se lo asocia a acepciones vencidas o desgastadas, y se cree que en la red funciona del mismo modo.

Escuchamos muchas veces la palabra diálogo, debate, discusión, y por supuesto todo tiene que desembocar en otro concepto que es el que más me molesta escuchar o leer: consenso. Cito un pasaje de un post de la barbarie de lo más bárbaro: Lo habitual en este blog es que tiremos un ladrillo y en los comentarios nos la devuelvan redonda. Esta vez creíamos que estábamos haciendo un partido aceptable y nos empezaron a caer pedazos de mampostería, las plateas y los paraavalanchas de punta.

:/ A ver si entiendo lo que quieren decir. 1) Se marca la cancha, si o no al cánon, 2) discutamos, opinemos, charlemos, esto es, comentemos en este espacio sobre lo que se proponen discutir, 3) favor de consensuar.

Pregunto: ¿los canales de democratización que abre las redes sociales funcionan necesariamente de esta manera? ¿La política de la red está sostenida sobre esta dinámica?

Porque si hay algo que potencia la red es la de redefinir la política y el espacio público. Justamente cuando hablamos del universo caótico de la red, tiene que ver con una multiplicidad de formas de sociabilidad diferentes, de formas de organización social “desorganizadas” (en el sentido lasheano), de formas distribuidas -y no centralizadas- de producción y circulación de la información.

No nos equivoquemos ni asustemos con esto, pero la dinámica de la red tiene más que ver con el disenso social que con el viejo “consenso”. El consenso por definición anula el disenso, es la forma despótica de anular la política.

Termino citando a Jacques Ranciére en sus 11 tesis sobre la política quien echa luz sobre lo que quiero decir:

La política es una modalidad específica de la acción.

La tarea esencial de la política es la configuración de su propio espacio, lograr que el mundo de sus sujetos y sus operaciones resulten visibles. La esencia de la política es la manifestación del disenso, en tanto presencia de dos mundos en uno.

“Consenso” es el nombre vulgar de esta cancelación [de la política]

Pensando en voz alta #2

Son varios los ejemplos que registramos en la web experimentos culturales que ensayan nuevas formas de intercambio social, “traduciendo” la experiencia de las comunidades ligadas al software libre, de los valores que mueve a los hackers informáticos a otros escenarios.

La innovación, en estos casos, no pasa por la utilización de herramientas tecnológicas, sino por hacer de esas herramientas digitales engranajes de nuevas prácticas sociales. Importan más los valores que suponen la utilización de las herramientas, que las herramientas en sí mismas. Estoy de acuerdo con Rheingold cuando decía que las killer apps no vendrían en el futuro de la mano de dispositivos de hardware ni programas de software, sino de las prácticas sociales.

Creo que a la hora de pensar la innovación desde la educación por ejemplo, la discusión no puede girar en torno a la utilización de blogs o cualquier herramientas 2.0 como llaves que posicionarían automáticamente a la escuela en la sociedad de la información. En todo caso, la batalla que tenemos que darnos es al servicio de qué valores colocamos las herramientas que tenemos en mayor o en menor medida a nuestro alcance. Son ellos los que diseñarán un modelo pedagógico de cara a la innovación.

Pensando en voz alta/ Parte #1

Conversaciones con Laddaga

Encontré en la web una discusión entre Reinaldo Laddaga, el autor de Estética de la emergencia, con la gente del Proyecto TRAMA. Me interesó lo que allí planteaba Reinaldo en cuanto a la necesidad de pensar en el espacio público por fuera de la forma de lo nacional. Con el debilitamiento de la figura del Estado Nacional y de las formaciones históricas del espacio público, como la universidad, la plaza, la calle, es necesario reconquistar el espacio público en otro sentido, construyendo poder en otro lugar. En pocas palabras, se trata de ensayar nuevas formas de organización social, otras instancias conversacionales. Y esta es una de las características que el autor encuentra en experiencias artísticas como Proyecto Venus, y que analiza en su libro.

En relación a la transformación de la figura del artista como individualidad, dice Laddaga Me parece que un artista lúcido hoy tiene que ver que no hay obra que no se produzca bajo la condición de una cierta colectividad y por lo tanto que no aspire a alguna clase de poder en la estructuración de esa colectividad. La condición del poder es la colectividad..

Les recomiendo este artículo, como también el libro Estética de la emergencia.

Cocina twittera

Ya hemos hablado en este blog de distintos experimentos que se hicieron utilizando la gramática twitteriana o del microblogging en general. Y pusimos el acento en los proyectos literarios que trabajan en este sentido.

Hoy J. L. Orihuela tiró varios enlaces interesantes sobre twitter en el blog, y de la larga lista me quedé con tres enlaces.

Uno es Twitter/cookbook, que son recetas de cocina escritas en 140 caracteres. Me parece una forma creativa de usar esta herramienta porque aprovechan el carácter de oralidad del lenguaje twitteriano, como soportes para traducir viejas tecnologías, como el arte culinario ( soy consciente que paso por alto la distinción entre técnica y tecnología), que también tienen que ver con la trasmisión oral.

Pienso también en el proyecto Rayuela vía twitter que no es lo mismo que leer el libro. En twitter es como una voz que va contando, relatando cada escena.

Cuando decimos que twitter es un quilombo, muy caótico, desordenado, por ende, banal, efímero, creo que es la expresión más clara de cómo la escritura lineal, y el relato argumentado, ordenado, racional se desvanece, en pos de un relato oral en el que más que conversar, todos hablan al mismo tiempo, y el sentido lo va construyendo cada uno, trazando caminos, encontrando interlocutores. Mientras la escritura lineal había logrado perpetuar, condensar el pensamiento, cierto disciplinamiento, la escritura hipertextual vino a desarmarla, a trazar una multiplicidad de sentidos posibles.

El otro enlace que encontré en eCuaderno tiene que ver con una herramienta que nos permite hacer búsquedas en ese mar caótico que es twitter. Se llama Terraminds micro search, y busca por usuarios o por actualizaciones dentro de twitter sin importar el idioma. Por ejemplo: Foucault.

Por último, la otra herramienta se llama Twitterblocks y es una forma bonita de visualizar los contactos que siguen los usuarios en twitter a través de bloques que se despliegan.

La imagen con la que ilustro este post fue hecha con net art generator, un software increíble que acabo de descubrir.

Contextos

Recién ahora, después de 2 años de vida bloguera, puedo acercarme a pensar qué tipo de temas son los que más me sensibilizan a la hora de escribir. Y tiene que ver con experiencias artísticas que utilizan las tecnologías digitales en su producción creativa. Puntualmente, son aquellos proyectos artísticos (más que obras) que se sirven de las nuevas tecnologías para ensayar formas de organización social, de producción y distribución del conocimiento, de trabajo colaborativo, de producción en red.

Mis preferidos son Compartiendo Capital, una plataforma donde una red de personas intercambian know how, Taggallery, un proyecto que utiliza el tagueo como parte del proceso creativo de la producción artística, Museo Libia 2.0 que utiliza las herramientas web 2.0 para posicionar las manifestaciones culturales no dominantes en la escenario mundial, o también Post Urbano, donde los usuarios y ciudadanos intervienen el mapa, virtual y físico con sus propias marcaciones. Y no me quiero olvidar de 20palabras, la clara prueba de que el periodismo distribuido puede funcionar perfectamente.

Me pasa Faca a través de un comment un nuevo proyecto ingenioso y a un costo cero que acaban de poner en marcha. Construyen nuevos contextos, nuevos sentidos, a partir de fragmentos, pensamiento que circulan en la web social, en foros, blogs, correos masivos, etc.

Se llama sincita.wordpress.com y se acerca nuevamente a las experiencias artísticas que más me interesan, jugando con el caos semántico de la web y generando nuevos contextos de producción de sentido.

Esta es otra prueba de qué importante son los contextos más que las herramientas con las que se están trabajando. Quiero decir, no necesitamos una gran infraestructura tecnológica para idear proyectos creativos. Se puede hacer con la tecnología disponible en ese momento. En este caso las herramientas web 2.0 están ahí para ponerlas a nuestra disposición, al servicio de proyectos creativos que diseñen nuevos entornos de comunicación, de producción y coproducción de sentidos.

20 primaveras

Tiempo atrás hablábamos de Twitter, de la potencialidad de esta herramienta como formato para trasladarla a otros campos como es la literatura y el periodismo. En 2 días, y con aire primaveral, estará naciendo en Argentina un nuevo proyecto de periodismo distribuido, 20palabras.com, una agencia de noticias escritas en tan solo 20 palabras, un poco más, un poco menos, con información, simple, fresca, esencial sobre lo que acontece en el momento en la escena local e internacional.