tumblr_o6u0vcwmsM1rf9hn3o1_1280

El acto de leer es con otros

El argumento que sostiene que las nuevas generaciones no leen, por vivir en una época donde predomina lo visual por sobre lo textual, se suspende ante la emergencia de nuevas prácticas que se instalan en la cultura juvenil, con una retórica celebratoria del acto de leer y la experiencia compartida de “ser lector”.

GENERACIÓN BOOKTUBER

Surgen de un grupo de blogueros muy activos entre 15 y 25 años, que comparte la pasión por la literatura, y desde ahí producen videos caseros relatados en primera persona que luego publican en Youtube, con reseñas o críticas de los libros que leyeron.

La arquitectura del contenido que organiza esta red, se basa en la utilización de categorías como: “Book Houl”, “Wrap up”,”Top ten”. Bajo estos conceptos pueden revisar los libros consumidos durante el mes, o bien los acumulados durante un período determinado, y además, armar si lo desean una jerarquización personal con cada obra literaria.


En los recorridos de lecturas que proponen estos críticos amateurs, a través de videos donde hablan a la cámara, aparecen obras que corresponden a distintos géneros narrativos, mezclan textos clásicos canonizados, con otros menos difundidos en el mercado editorial.

También se utilizan en estos vídeos otras categorías como “Book Tag”, que buscan instalar temas en su red vinculados al mundo de la lectura, la literatura y el blogging. A partir de un Tag se invita a participar a los booktubers amigos -bien al estilo “memes”- de la conversación con comentarios y opiniones referidos al tema.

Los booktubers constituyen un nuevo fenómeno que surge de la cultura digital, de la práctica en red, y las posibilidades que ésta abre de estimular la creatividad, de facilitar la gestión de medios de comunicación y con contenidos propios (DIY), y de posibilitar a los usuarios la construcción de una identidad individual que se hace con otros.

En el último año esta comunidad fue sumando autores, y multiplicando seguidores en distintos lugares del mundo. Los primeros nodos provienen del mundo anglosajón, pero luego fueron haciendo escala en los países de habla hispana. En Argentina, la comunidad Booktuber tiene hoy varios referentes en el tema, que se han ganado la aceptación y el respeto por parte el público lector y pares.

LA LECTURA COMO ACTIVIDAD COLABORATIVA: OPORTUNIDADES PARA SU PROMOCIÓN EN LA ESCUELA

Leer [o escribir] hoy, ya no forman parte de un acto silencioso, íntimo, que se desarrolla en la esfera de lo privado, sino que se desarrolla cada vez más en público y ante la mirada de los demás. (Sibilia, 2008)

Estas nuevas relaciones que se cultivan a través de las redes sociales, terminan por construir lo que Paul Gee (2007) llama “espacios de afinidad”, es decir, conexiones que se establecen mediadas por el interés o una tarea en particular, donde no importa el género, la edad, ni los saberes de cada uno, sino a partir de un tema o interés convocante.

La horizontalidad que los jóvenes experimentan en la redes, constituye una dinámica diferente a las formas comunicativas que sedimentó la cultura escolar. La lectura no encuentra ahí un espacio de confort, ni tampoco, encuentra en la transmisión algo que lo conecte con sus intereses.

Para conocer – y no diagnosticar antes de tiempo- dónde y de qué modo los jóvenes ponen en práctica la lectura fuera de la escuela, se debe comenzar por indagar sus consumos, observar dónde hay motivación, disfrute y creatividad. Es bien interesante que los docentes empiecen por el diagnóstico de qué medios de comunicación utiliza sus estudiantes, qué actividades realizan, qué temas les interesa leer, qué registros discursivos manejan, qué afinidades encuentra a través de las redes, qué características tiene su perfil en las redes, y qué habilidades cognitivas aprendieron en la red. En una indagación genuina, seguramente se presentarán oportunidades para trabajar en esos recorridos, capitalizando aquello que motiva e interesa, para alfabetizar en la lectura.

A la exploración de los consumos culturales y espacios de socialización de los jóvenes, se puede sumar a la planificación, actividades de análisis de estas comunidades como la booktuber. Indagar qué información se registra sobre los autores, el modo en que construye su perfil, el diseño del canal de comunicación, la organización de los contenidos, los lenguajes que intervienen, estilo narrativo, géneros seleccionados, espacios por los que circulan, características de la audiencia, entre otros aspectos. Se pueden trabajar en la curación de contenidos textos literarios a partir de temas que son tendencia en la selección planteada por estos críticos amateurs, o bien géneros qué más se consumen en este grupo.

Otras pistas para analizar esta comunidad, las pueden explorar en la actividad radiografía del booktuber realizada por Fundación Noble.

Antes comparto un video que me parece interesante por su contenido “ético”. Lo produjo el booktuber Matías Gómez, pionero del movimiento en Argentina, y allí habla del deber ser del booktuber. Busca darle un carácter profesionalizante a una actividad que nació con una marca más informal, como un ejercicio de entretenimiento, y donde el registro que impera es el de la opinión más que el de la crítica en sentido estricto.

Foto: ClarinHD

One comment on “El acto de leer es con otros

Leave a Reply

Your email address will not be published.