Tag archives: Alfabetización digital

Hilvanando impresiones

Nuevos medios, tiempo y espacio escolares

*
En los últimos cuatro años participé en proyectos de inclusión y alfabetización digital que pusieron en marcha organismos ministeriales a nivel nacional, provincial y regional. En varios de ellos, tuve oportunidad de recorrer escuelas, trabajar con directores, docentes y alumnos y colaborar en la tarea de integrar las TIC en las prácticas escolares. Las actividades organizadas en ese momento fueron varias: organizar dispositivos de capacitación en habilidades digitales, asesorar en proyectos pedagógicos para la integración de TIC, acompañar a los docentes en su trabajo en el aula, organizar talleres de producción digital con docentes y alumnos, etc.

En estas experiencias me fui conectando con lo que hoy constituye mi interés de investigación, esto es, cómo se [re]organiza el tiempo y espacio en la escuela con la llegada de medios digitales.
Continue reading →

La identidad de los jóvenes digitales

Con los cambios tecnológicos, económicos y sociales, se modifican las identidades. Bajo el paradigma moderno, estaban construidas y aseguradas a partir de la pertenencia y la relación del individuo a las instituciones (Estado y familia) que le proveía de normas y códigos comunes, y estaban ligadas a un territorio. Con la globalización y la digitalización de la cultura, la identidad se convierte en algo provisorio, fluctuante y desterritorializado.

En este escenario de cambio permanente, donde los límites entre lo real y virtual se confunden, donde la vida online crea nuevas nociones de espacio y tiempo, Gustavo Efron aborda la constitución de la identidad en los jóvenes.

Los jóvenes son el público que más consume y produce -aunque no el único- los medios digitales. Son muchos los que tienen una participación activa en comunidades virtuales de todo tipo, lúdicas, profesiones, etc. Esos entornos son también sus espacios de pertenencia. Pasan tiempo actualizando el Facebook, subiendo fotos al fotolog, comentando el MySpace de un amigo, o enviado decenas de SMS por día, por citar algunos ejemplos.

Existe toda una corriente de publicaciones que denomina a los jóvenes de esta época “nativos digitales”, una clasificación que pretende dar cuenta de la cultura audiovisual e hiperconectada, donde desde pequeños utilizaron las tecnologías digitales, y desarrollaron capacidades y habilidades para operar con esas herramientas que las generaciones anteriores no tuvieron. Entre sus habilidades se destaca la intuición en el uso y manejo de los dispositivos que van apareciendo en el mercado, la rapidez con que se comunican con sus amigos y el multitasking, es decir, la capacidad de hacer varias tareas al mismo tiempo (ver TV, chatear, estudiar, conversar con alguien en persona, etc).

Ahora bien, esta categoría de “nativo digital” que acuñó Marc Prensky en el 2001 estaría pasando por alto algunas cuestiones como ser el nivel socioeconómico al que pertenecen los jóvenes, que daría como resultado diferencias en el desarrollo de capacidades cognitivas limitadas a las posibilidades en el acceso a las nuevas tecnologías. Un factor clave que no descuidó Gustavo Efron en su texto Jóvenes: Entre la cultura cibernética y la cultura letrada.

Podríamos agregar que la categoría nativo digital explica la identidad de una generación a partir de supuestas habilidades que “traen consigo”, pero no tiene en cuenta la evolución de las mismas en el cambio mediático. El binarismo entre nativo e inmigrante es utilizado por los propios inmigrantes, para explicar un contexto que no es natural para ellos.

A la brecha generacional podríamos sumarle una nueva brecha que se da en relación a la educación, que es lo que David Buckingham llamó “la distancia entre lo que sucede dentro de la escuela y fuera de la escuela”, en la vida cotidiana de los jóvenes.

Mientras la escuela siga abordando a las tecnologías como cajas negras, como catedrales inaccesibles del conocimiento digital, se está perdiendo la oportunidad de alfabetizar más en las habilidades sociales que hoy necesitan los jóvenes para participar en sus comunidades, virtuales y físicas, y además para asimilar de una manera crítica los medios que consumen diariamente.

La identidad de los más jóvenes está tan en juego como la identidad de quienes los estudian como si la era postindustrial no los afectara. Enrolar a toda una generación con una etiqueta como la de nativos digitales que connota prácticamente un cambio de ADN (un postADN), disrupciones neuronales, biológicas, motrices y sociales, está más relacionado con la crisis de las identidades de quienes observan que con aquella de quienes están siendo observados.

Las instituciones educativas que habitan los más jóvenes están repletas de tecnologías que fueron naturalizadas y apropiadas, perfeccionadas y expandidas por modelos pedagógicos que evolucionaron durante décadas. La relación del proceso de enseñanza y aprendizaje con las tecnologías es tan extensa como la historia de la educación formal.

La identidad, siempre, pero más todavía en una época de aceleración de los cambios de hábitos y las formas de consumo cultural, es un proceso, no un objeto inmóvil al que se puede caracterizar. La identidad de los jóvenes evoluciona en forma reticular y las tecnologías digitales y nuevos medios tienen un papel sustancial en esos procesos. No tanto como un motor del cambio, sino como un catalizador de la transformación de la vida cotidiana que todos experimentamos.

Posts relacionados
Cultura de la participación
La catedral y el bazar: letrados y amateurs

reGeneration

reGeneration. Building Gardens in the New York City Schools. Documentales realizados por niños con la flip. Fuente The Awl

Reflexiones sobre el modelo 1a1: evaluación y seguimiento

“El modelo 1a1 tiene sus particularidades, pero hay que integrarlo con otras innovaciones que se han hecho en la escuela”

“A los procesos de innovación hay que evaluarlos y acompañarlos porque el proceso de innovación significa cambios en los sujetos.”

“Tienen que cambiar las culturas escolares para que impacten en los resultados de aprendizaje. Porque si no va a pasar con otros programas que pasan dos o tres años y los aparatos quedan tirados porque nadie los integró de forma contenida y eficiente.”

“Los riesgos son no prever que esto requiere de tiempos para que los sujetos se apropien de la innovación, la consoliden como parte de su quehacer.”

“Este es un proceso mayor, la tecnología está al servicio de un fin mayor que es transformar la escuela.”

Marta Elías. Coordinadora del Proyecto Montegrande en Chile. Consultora en temáticas de seguimiento.

Fuente: Educ.ar

Alfabetización en medios digitales: claves para la integración curricular

Les recomiendo que lean los dos últimos posts de Henry Jenkins Parte I y Parte II donde entrevista a Jessica Parker y sus colaboradores Maryanne Berry, Phil Halpern y Erin B. Reilly de Fundación Mac Arthur, que acaban de publicar el libro Teaching Tech-Savvy Kids. Bringing Digital Media Into the Classroom, Grades 5-12 (el sitio de la comunidad), un trabajo que ofrece a los docentes de aula nuevos modos de integración de los medios digitales a las prácticas pedagógicas.

Un extracto de una declaración de Parker en relación al valor de la Wikipedia para el aprendizaje en la escuela:

A first step is for our educational community to view Wikipedia as a collaborative learning environment. At first glance Wikipedia is perceived as simply an online encyclopedia–it’s a product. Our community should look beyond the surface and focus on Wikipedia as a venue for contributing, editing and the sharing of one’s expertise. For me, educators can learn a lot by creating low-risk environments in which making mistakes and struggling to come to an answer are the norm. Although someone can delete my additions to a Wikipedia entry, I can engage in a conversation around why this happened. I am part of a larger discussion around the creation and sharing of knowledge rather than being told I am incorrect and here is the right answer. Engaging a student can depend on whether or not she believes her input matters. Yet an engaged student must also be open to negotiation, revision, and change as these are inherent to the learning process. I learn from my mistakes just as I learn from my accomplishments.

I also think that Wikipedia should not be banned in schools (although there are issues of determining the appropriateness of content). I think it is an excellent starting point for research–as long as both teachers and students understand its strengths and weaknesses. And this means that all teachers need to teach what it means to research something in their disciplines. The act of researching is an act of accessing, analyzing, evaluating, and assessing information as well as its source. These skills are vital to our digital media age and get at the heart of bias, perspective, objectivity/subjectivity.

Mobile learning: from content to context (Parte I)

La alfabetización mediática del siglo XXI no pasa tanto por las habilidades técnicas que podamos desarrollar en los estudiantes sino más bien en las habilidades sociales y competencias culturales que le permitan participar en el nuevo escenario mediático.

Esta idea de Henry Jenkins vuelve con el libro Mobile Learning. Structures, Agency, Practices de Norbert Pachler, Ben Bachmair, John Cook, miembros del London Mobile Learning Group (LMLG).

La convergencia mediática y las prácticas culturales asociadas, tienen efectos trasnformadores en el aprendizaje fuera de la educación formal de las instituciones. La centralidad que tienen dispositivos móviles en la vida cotidiana, tiene que ver no sólo con su portabilidad y funcionalidad (convergencia mediática), sino que también permite producir contenidos y conectar/generar contextos. Las nuevas formas de comunicación digital, transforman también el modo en que los usuarios se relacionan con el mundo físico, con el espacio social y cultural.

En líneas generales el libro intenta centrarse en el aprendizaje en su contexto socio cultural, aprovechando la potencialidad de la tecnología móvil para conectar el aprendizaje informal con la educación formal.

Enfoque:

Untitled

El valor agregado del libro sobre mobile learning está en el marco conceptual y teórico, y sin dudas en el enfoque pedagógico del tema.

La presentación de abajo es una síntesis que hizo John Cook del capítulo 2: Mobile learning: a topography, donde retoma las distintas fases planteada por Mike Sharples del mobile learning desde mediados de los 90 hasta la actualidad: la primera enfocada en los dispositivos, luego en el aprendizaje fuera del aula, y por último centrada en la mobilidad del alumno. Cook menciona también los ejemplos que aparecen en el libro.

CONTINÚA.

Digital literacy across the curriculum

digitalAcabo de encontrar una publicación de Cassie Hague and Sarah Payton en Future Lab sobre prácticas docentes de alfabetización digital en las aulas de escuelas primarias y secundarias.

El manual toma como casos de estudio, aquellas que han buscado desarrollar en los estudiantes competencias digitales a través de un proyecto transversales a la currícula. El objetivo que atraviesa cada caso es la promoción de un uso crítico y creativo de las tecnologías (LA preocupación de quienes hablan de una segunda brecha digital).

Las prácticas docentes, en algunos casos, fueron asistidas por Becta el organismo de Gobierno británico encargados de asegurar el uso efectivo e innovador de las tecnologías.

¿Por qué considero relevantes estos ejemplos?

– Por la pertinencia de la tecnología en cada proyecto.

– Por el desarrollo en los estudiantes de competencias para la investigación, selección de fuentes a partir de consignas orientadoras por parte de los docentes.

– Por la estimulación del trabajo colectivo y en colaboración de los estudiantes.

– El uso conciente y crítico de los recursos digitales como forma de comunicación.

– La importancia de la audiencia en el proceso comunicativo de desarrollo del proyecto.

Desde acá pueden bajar el pdf, y también videos de las experiencias.

Tengo pendiente todavía una reseña de un libro de casi 400 páginas que publicaron este año Norbert Pachler, Ben Bachmair y John Cook, Mobile Learning. Structures, Agency, Practices. Si bien el libro tiene un marco teórico bien interesante, además cuenta con muchos ejemplos de experiencias con mobile learning que trabajan en las fronteras entre la educación formal e informal. Y Futurelab es uno de los ejemplos citados.

Nuevos aprendizajes: del consumo a la producción

“La interactividad es propiedad de la tecnología, mientras que la participación es propiedad de la cultura” Henry Jenkins

448-6 Estuve leyendo un pequeño libro de Henry Jenkins, Confronting the challenges of participatory culture. Media Education for the 21st Century, editado por la Fundación Mac Arthur en el 2009.

En el capítulo ¿Qué deberíamos enseñar? Repensando la alfabetización, el autor plantea como punto de partida su desacuerdo con la definición de la alfabetización del siglo XXI del New Media Consortium (2005), esto es: “21st century literacy is the set of abilities and skills where aural, visual, and digital literacy overlap. These include the ability to understand the power of images and sounds, to recognize and use that power, to manipulate and transform digital media, to distribute them pervasively, and to easily adapt them to new forms”.

-Para Jenkins la alfabetización mediática del siglo XXI debe tomar en cuenta tanto la cultura de la imprenta, como también la cultura visual, digital y audiovisual. La idea es que los jóvenes expandan las competencias, y no que reemplacen las viejas por las nuevas. Para ser parte de la cultura participativa tienen que saber leer y escribir.

-En cuanto a las habilidades técnicas, si bien, son también necesarias para que los estudiantes conozcan cómo acceder a la información, sepan utilizar un programa, manejen una cámara, sepan programación básica, etc, no son suficientes. Centrarse en la alfabetización técnica es para Jenkins, como confundir la “caligrafía con la composición”. La tecnología está siempre cambiando (antes la sala de mecanografía, ahora de la sala de computación y pronto devendrá en otra cosa). Los estudiantes necesitan adquirir una comprensión básica de las formas en las representaciones mediáticas estructura de nuestras percepciones del mundo.

-Del mismo modo, las nuevas alfabetizaciones mediáticas deben concentrarse en habilidades sociales y no individuales (como ha desarrollado la educación formal hasta el momento), a los fines de interactuar en comunidades más grandes.

El libro es bien interesante. El autor hace foco en el concepto de cultura participativa, y no en la tecnología interactiva como lo aclara al inicio. “La interactividad es propiedad de la tecnología, mientras que la participación es propiedad de la cultura”. El término participación atraviesa las prácticas educativas, los procesos creativos, la vida comunitaria, la ciudadanía democrática.”

We are moving away from a world in which some produce and many consume media toward one in which everyone has a more active stake in the culture that is produced…

En este sentido, el objetivo del libro es aportar ideas para el desarrollo de competencias en los estudiantes que promuevan la cultura participativa. Las competencias son las que siguen:

skills

Sobre cada habilidad, el autor suelta ideas sobre cómo se puede desarrollarlas en el proceso de enseñanza aprendizaje, de manera tal que los estudiantes puedan convertirse en participantes, y no sólo consumidores, de la cultura de la convergencia mediática.

Entre los ejemplos encontramos tips sobre cómo se puede desarrollar el aprendizaje a través del juego un profesor de historia para enseñar sobre la segunda guerra mundial. O cómo podría aprovecharse la navegación transmedia en clases de literatura o de idioma. O cómo el profesor de geografía puede aprovechar el networking.

Modelo para armar

Mientras comenzamos a trazar un mapa de los docentes y prácticas innovadoras de incorporación de TIC en la educación escolar bordeando el Pacífico, nos encontramos con buenos ejemplos del otro lado del Atlántico.

El proyecto Prácticas Innovadoras en TIC cuenta con 36 experiencias registradas de centros educativos de comunidades autónomas de España. Cada práctica está muy bien documentada, con sus objetivos, metodología y contenidos, los recursos TIC, las estrategias didácticas, etc. y lo que es importante, que también hay una descripción del entorno en el que se inscribe la misma.

Teather to teacher

Carmen (docente y capacitadora) realiza una explicación básica de la laptop XO, entorno gráfico sugar pensando en los docentes de escuela primaria del Perú sin conocimientos previos de tecnología. Los elementos del hardware y las actividades principales del entorno (procesador de texto, scratch, etc)

Casi 23 minutos sin cortes.

.