Tag archives: Wikipedia

Cultura de la participación

“La interactividad es propiedad de la tecnología, mientras que la participación es propiedad de la cultura”

Para Henry Jenkins la palabra convergencia puede describir cambios tecnológicos, industriales, culturales y sociales según quiénes hablen y de aquello de lo que crean estar refiriéndose.

Con “convergencia mediática” se refiere al flujo de contenidos a través de múltiples plataformas mediáticas, la cooperación entre múltiples industrias mediáticas y el comportamiento migratorio de las audiencias, dispuestas a ir casi a cualquier parte en busca del tipo deseado de experiencias de entretenimiento.

En su libro propone ejemplos contundentes tomados de la cultura popular para pensar en las transformaciones culturales que se dan con los cambios tecnológicos ligados a la convergencia mediática. Algunos casos: Matrix, Twin Peaks, Star War, donde las historias se despliegan en un universo “transmediático”, en una variedad de lenguajes, formatos y plataformas.

Para el autor, en este escenario de complejidad, las narraciones ya no están en manos exclusivas de un número pequeño de corporaciones, sino que son los propios ciudadanos quienes tienen la posibilidad de tomar también el control de los medios y contar sus propias historias de una forma diferente y en un contexto diferente.

El concepto de Pierre Levy sobre inteligencia colectiva significa que “ninguno de nosotros puede saberlo todo; cada uno sabe algo; podemos juntar las piezas si compartimos nuestros recursos y combinamos nuestras habilidades. La inteligencia colectiva puede verse como una alternativa de poder mediático”.

Jenkins encuentra en el concepto de inteligencia colectiva de Pierre Lévy el enfoque de las dimensiones sociales de las comunidades de fans. La inteligencia colectiva no brota de la nueva configuración tecnológica, sino más bien algo hacia lo que debemos encaminarnos y luchar por alcanzar. El mundo de los fans es uno de esos espacios donde la gente está aprendiendo a vivir y a colaborar en una comunidad de conocimientos. Levy ofrece un modelo para una política basada en los fans.

En el libro Confronting the Challenges of Participatory Culture: Media Education for the 21st Century que se publicó recientemente por MacArthur Foundation, Jenkins aborda las nuevas alfabetizaciones de la educación en los nuevos medios, donde propone hablar de culturas participativas y no tecnologías interactivas.

“Participatory culture is emerging as the culture absorbs and responds to the explosion of new media technologies that make it possible for average consumers to archive, annotate, appropriate, and recirculate media content in powerful new ways”

Por lo general es más común encontrar a los jóvenes involucrados en lo que llamamos culturas participativas. Las encontramos en las comunidades virtuales donde los usuarios con intereses comunes, producen, comparten, colaboran, intercambian conocimientos. En este escenario, los jóvenes hacen sus propios aportes con elementos que mezclan o recrean de los viejos y nuevos medios. La autopista que conecta los contenidos de los medios tradicionales con los medios digitales ya no tiene restricciones. Los ejemplos más claros de participación activa en la red los encontramos en Twitter, Facebook, o proyectos colaborativos como Wikipedia, o repositorios de videos como Youtube. En ese sentido, el proyecto Lostpedia, una enciclopedia colaborativa coproducida por los fans de lost, es quizá uno de los emblemas de la cultura de la convergencia que cita Jenkins una y otra vez en sus conferencias y artículos.

Es esa dirección también habla Mirta Varela en el libro El fin de los medios masivos cuando se refiere a la coexistencia e hidridación o mezcla entre géneros como Internet y televisión, y el ejemplo de Youtube como la expresión contemporánea por antonomasia de la “cultura amateur.” La novedad no está en el contenido, y tampoco en la tecnología, sino en el contexto de circulación y distribución en el que se despliegan esos textos. Es Youtube un ejemplo de la posibilidad que abre la Web de conexión con otros, del consumo y producción en red y de forma colaborativa.

La televisión por Internet supone para el usuario el adquiera competencias y habilidades apropiadas moverse en un entorno cuyo funcionamiento es diferente, y donde la emisión y recepción está descentralizada y distribuida.

En este sentido, el planteo de Jenkins es que la educación del siglo XXI debe atender estas habilidades sociales necesarias para que los estudiantes puedan desenvolverse en la cultura participativa. Ello implica no desechar las habilidades heredadas de la cultura de la imprenta, sino ampliarlas a las vienen con la cultura visual, digital y audiovisual.

La catedral y el bazar. Letrados y amateurs

Wikipedia en el aula

Wikimedia Argentina lanza una edición impresa del cuadernillo Wikipedia en el aula, orientado a docentes y estudiantes, con el objeto de evacuar las dudas que tienen los docentes acerca de la enciclopedia libre, sino también convertirla en una plataforma de escritura y documentación que de consulta. Vía Bea.org.ar.

La catedral y el bazar: letrados y amateurs


Photo by jikatu

La catedral y el bazar son las metáforas que utiliza Eric Raymond en su libro The cathedral & the Bazaar de 1997, reeditado en el 2001. El autor historiza y revela el ecosistema de la cultura libre. Propone un recorrido para entender cómo las nuevas formas de organización del trabajo en la red pueden ser aplicables a otros campos de lo social.

Los términos la catedral y el bazar que dan nombre al libro hacen referencia a dos modelos de desarrollo de software, que se desprenden a partir de la experiencia Linux a principios de los años ‘90 impulsada por Linus Torvalds.

El modelo catedral está ligado al desarrollo del software propietario, nace de un grupo de programadores que, a puertas cerradas y de manera centralizada, lanzan al mundo un software. Mientras que el modelo bazar, en cambio, responde a un desarrollo abierto, distribuido y descentralizado. Pone el código a disposición de los usuarios, potenciales hackers capaces de detectar errores y mejorar el software. Las mejoras del sistema, a diferencia del otro, se ven de manera permanente.

La metáfora de la catedral se conecta con una concepción de la cultura letrada, donde el conocimiento es cerrado y limitado, producido por unos pocos especialistas y consumido por muchos. La metáfora del bazar, en cambio, se conecta con el conocimiento abierto e ilimitado, producido y consumido por muchos. En este último modelo, todos tienen la posibilidad de ser prosumidores , productores y consumidores al mismo tiempo.

Un ejemplo de cómo el modelo bazar puede funcionar y “hackear” a la cultura letrada, lo encontramos en Wikipedia. La enciclopedia en línea más visitada en Internet, donde los contenidos tienen la particularidad de ser producidos y actualizados por los mismos usuarios.

En una entrevista que realicé a Patricio Lorente, representante de la Fundación Wikimedia en la Argentina, le pregunté sobre cómo se vive el proceso de construcción de un proyecto colaborativo de la envergadura de Wikipedia. Respondió:


“La Wikipedia representa una vuelta radical a una noción acerca del conocimiento que no es nueva pero que había quedado sepultada bajo el peso de las concepciones más rígidas y dogmáticas respecto de la autoridad del conocimiento: el conocimiento es una construcción social, acumulativa, dinámica e histórica…”

Esta cita pone de relevancia el nudo del proyecto Wikipedia, y es que destroza la histórica ligazón entre conocimiento y autoridad. Los productores son los propios ciudadanos, quienes investigan, escriben, discuten y consultan los contenidos de la enciclopedia.

La amateurización de la producción cultural es un proceso que no ha parado de crecer con las tecnologías digitales. El sociólogo norteamericano Richard Sennet pensó también en la cultura libre y el modelo desarrollado por la comunidad open source, cuando revalorizó el trabajo artesanal en su libro The Craftsman. En la cultura contemporánea -para el autor- renace la cultura del garage, del taller, lo experimental y la colaboración alimentada del geekismo.

Esta idea del amateur es lo que está presente en fenómenos como Youtube, comunidades de aficionados que producen sus videos caseros, los suben y comparten con la red. Es el entorno natural de los programadores vinculados al software libre.

El antropólogo Michael Wesch analizó las prácticas culturales en youtube en un proyecto de etnografía digital que lidera en la Universidad del Estado de Kansas. Su interés en Youtube está dado por las prácticas sociales ligadas al mash up o remezcla. Incluso la producción mediática en manos de aficionados fue cobrando mayor sofisticación.

A comienzos de este año, la antropóloga Mizuko Ito en la línea de Wesch publicó una presentación sobre amateur media production. Analiza casos de estudios relacionados a estas prácticas culturales por sus formas de comunicación efectiva, de innovación y producción de trabajos de calidad. La ecología de medios amateurs -según Ito se rige por tres componentes principales: participación, innovación y reputación. El artículo no tiene desperdicio.

La novedad no está en el contenido, claro, ni tampoco en la tecnología. En todo caso está en el contexto de circulación y distribución en el que se despliegan esos textos. Es Youtube un ejemplo de la posibilidad que abre la Web de conexión con otros, del consumo y producción en red y de forma colaborativa.

Nicolás Nobile plantea en su texto “Transformaciones de la escritura en la era digital” que las tecnologías digitales pusieron al descubierto nuevas formas de escritura y lectura, ni mejores ni peores, sino distintas.

La linealidad y secuencialidad del texto impreso es violentada por las nuevas formas de producción cultural que plantean las tecnologías digitales. Algo que en la literatura del siglo XX, con el “Cut Up” de la leyenda de la generación Beat William Borroughs o con Rayuela de Julio Cortazar contribuirán en la dislocación del texto y la desentralización de la lectura. La hipertextualidad ligada a las tecnologías será una expresión de un fenómeno que ya había comenzado a darse en la cultura.

Por último, para Nóbile “la era de la imprenta provoca la difusión de los textos escritos, pero con ella viene también acoplada toda una ingeniería institucional y comercial de editores, comercializadores y de un mercado de lectores que funciona como una instancia altamente constrictiva del texto en cuanto a sus condiciones de producción, circulación y consumo”.

Entre las alteraciones que produce la inserción del texto electrónico está la indistinción del original y copia, sujeto a uso y manipulación del propio lector.

Con todo, las formas catedrales de la producción cultural se vuelven cada vez más permeables a los flujos ubicuos del bazar. Donde todo es remezcla. En su libro, Raymond sostiene que “los buenos programadores saben qué escribir. Los mejores, qué reescribir y reutilizar”. La catedral y el bazar es un libro que discute en la frontera donde comienza a vislumbrarse un cambio que Mcluhan esbozó: “Toda herramienta es útil empleándose de la forma prevista, pero una gran herramienta es la que se presta a ser utilizada de la manera menos esperada”. Y eso es Internet.

Wikimedia Argentina: entrevista a Patricio Lorente

Wikipedia es el proyecto colaborativo en internet que más ha crecido en los últimos dos años. Cuenta con 1 millón de usuarios de habla hispana, de los cuales 15.775 publican una vez cada 30 días. Argentina se encuentra en el segundo puesto, después de España, en la producción de artículos.

Desde la Red de Escuelas Medias hablamos con uno de los impulsores de la enciclopedia libre en Argentina Patricio Lorente, miembro de la Fundación Wikimedia, para que nos cuente sobre las acciones que viene desarrollando en la difusión del proyecto, sobre las expectativas para el evento de agosto Wikimanía 2009 que tendrá como sede Buenos Aires y que contará con la participación de Jimmy Wales, fundador de Wikipedia. También le preguntamos sobre las estrategias para solucionar al interior de la organización el viejo obstáculo del vandalismo, que constituye todavía hoy una de las resistencias de los educadores a la hora de incorporar al trabajo pedagógico el material wikipédico.

– Hace poco salió en los medios, que desde la Fundación organizaron una excursión wikipedista al Museo de la Plata con el objetivo de recavar información sobre el archivo de Ciencias Naturales. Contanos cómo surgió la iniciativa.

En los últimos meses han existido algunas iniciativas parecidas en otros países: en octubre del año pasado se hizo un safari fotográfico en Nueva York llamado “Wikipedia takes Manhattan” (“Wikipedia captura Manhattan”) y en febrero de este año se realizó una actividad parecida en 15 de los museos de arte más importantes del mundo, que se llamó “Wikipedia loves art” (“Wikipedia ama el arte”).

Con esos antecedentes, y teniendo en cuenta que el Museo de La Plata es único en su tipo en Sudamérica y es uno de los museos de historia natural más importantes del mundo, pensamos que una visita de este tipo podía convocar a un buen número de fotógrafos y colaboradores de Wikipedia, ayudar a documentar una importante cantidad de artículos con imágenes de calidad y además colaborar con la misión del museo de difundir su colección.
Continue reading →

Hacia una red más segura: el rol de la escuela y los docentes

Texto publicado también en Blog de Red de Escuelas Medias del Ministerio de Educación, por el Día Internacional de Internet Segura.

La red, en tanto tecnología de ampliación social, extiende las formas enseñar y aprender, de trabajar y divertirse. Transforma las lógicas de la economía, de la educación y de las relaciones personales. Pero también afecta directamente a los estándares de seguridad y privacidad. Como todo entorno social ofrece oportunidades, desafíos y riesgos. El rol de la escuela y especialmente el de los docentes, puede jugar un papel protagónico para hacer de la virtualidad una experiencia cívica.

Hoy se celebra el Día Internacional de la Internet Segura. Lo impulsa el organismo europeo de Seguridad en Internet y este año centra la convocatoria en la prevención del ciberbullying, una forma de acoso piscológico mediado por tecnologías digitales que no conocen fronteras y que, en buena parte de las ocasiones, afecta a chicos y chicas menores de edad.

Es oportuno entonces, aprovechar esta celebración, para reflexionar sobre la importancia de incluir el tema de seguridad en Internet en el escenario educativo, como también sobre los desafíos que exige a los padres y los docentes.

Frecuentemente, se asocia a la inseguridad en Internet con daños que ocasionan los crackers informáticos infiltrando virus malignos en computadoras, o interviniendo sistemas gubernamentales y corporativos para obtener información o atentar contra sus funcionalidades. También con la violación de correspondencia electrónica privada. Pero esas son sólo algunas de las formas que la inseguridad adopta en los contextos virtuales. Los contenidos inapropiados, la pornografía, o aquellos que son de carácter discriminatorios también arremeten contra el bienestar y la seguridad. Basta con consultar rápidamente los archivos de los diarios para encontrar miles de casos alrededor del mundo que dan cuenta de ello.

El ciberbullying, la nueva forma de acoso posible en Internet, es la otra cara de la misma moneda. La usurpación de la identidad, la violación de la intimidad, la exposición de la privacidad de terceros, son problemas que desde la escuela y los docentes podemos prevenir.

Informarnos sobre el tema es el primer paso que debemos dar. Saber que mientras nuestros alumnos buscan información para realizar una tarea o estudiar para un examen, mientras interactúan en chats, videojuegos, blogs, fotologs y foros, pueden encontrarse con situaciones o contenidos poco deseables.

Como ocurre en la vida offline, lejos de las pantallas, el espacio público es valioso, aunque a veces transitarlo nos exponga a riesgos insospechados. Para los más jóvenes, cuando se trata de ciudadanía, cada vez son más difusas las fronteras de la vida virtual y la no virtual. Ambos contextos se mezclan y relacionan entre sí.

Es por ello que para los docentes no basta con estar informados. Formar a nuestros alumnos, ahora, también implica aceptar que el espacio público se está amplificando, que las interacciones sociales abordan nuevos escenarios y que explorarlos junto a ellos es una oportunidad inigualable para actualizar la enseñanza a un mundo que ya no es sólo “cara a cara”.

La arquitectura distribuida de Internet y su apertura han hecho posible proyectos como la Wikipedia, una enciclopedia que, precisamente por ser abierta, cualquiera podría -y a veces sucede- vandalizar. Sin embargo, ante esas situaciones y por cada caso de vandalismo, existen decenas de miles de personas en todo el mundo que colaboran entre sí para subsanar los errores de los contenidos, a veces producidos sin mala intención, pero otras con decisiva maldad.

La apertura sin fronteras que abre Internet hacia el conocimiento, y las habilidades cognitivas que demandan las nuevas tecnologías para autogestionar la información, tiene que ser una oportunidad para la escuela para formar sujetos capaces de generar escenarios innovadores de construcción del conocimiento. Y para ello es necesario trabajar en la formación de sujetos que, con responsabilidad y autonomía, se apropien de las herramientas tecnológicas disponibles no como objeto de consumo sino como instrumento de promoción de un cambio cultural.

En la vida offline, hace más de quinientos años, Johannes Gutenberg inventó la imprenta, la tecnología que probablemente haya transformado con más intensidad las sociedades. Si Internet es la imprenta del siglo XXI, es de esperar que, siendo tan joven, las cosas cambien todavía más, y los desafíos, oportunidades y peligros adquieran nuevas facetas.

La educación es, sin lugar a dudas, el mejor software de todos los tiempos. Mejorémoslo todos los días en nuestro trabajo con los alumnos. Las nuevas tecnologías son también nuestras herramientas ante ese desafío de hacer de Internet un espacio público seguro y propicio para enseñar y aprender.

Wikieduca Chile

Hace unos días estuve en Santiago de Chile donde conocí a Arturo Catalán, Daniel Fajardo, Daniel Contreras y Macarena Sarmiento del Observatorio de Comunicaciones Digitales. Ellos, junto al creador de la wikipedia Jimmy Wales, acaban de poner en marcha en noviembre pasado la plataforma WikiEduca Chile.

El proyecto consiste en una enciclopedia colaborativa por y para profesores del nivel primario y medio, con el objetivo de conformar una comunidad de docentes de Chile que compartan sus propuestas pedagógicas a partir de su colaboración en esta plataforma virtual.

En la charla con la gente del Observatorio -que con calidez y sencillez hicieron que la estadía en Santiago tuviera un encanto especial- me contaron las características del proyecto como también la población sobre la cual el proyecto impacta -momento de la charla en la que no podía de dejar de poner enlaces a la tarea que desarrollamos en el Ministerio de Educación de Buenos Aires con el equipo de la Red de Escuelas-.

La propuesta está comenzando a dar sus primeros pasos, ahora a cargo de Claudia Calderón, quien comenzó a principios de enero con las capacitaciones docentes en herramientas web 2.0, y ya cuenta con algunas propuestas en línea de distintas áreas curriculares.

Les recomiendo que visiten WikiEduca porque es una plataforma colaborativa producida por los mismos docentes que recién están incorporando las nuevas tecnologías a su práctica y que tiene el valor agregado de nutrirse de su experiencia pedagógica.

Wikipedia como proyecto de aula

Uno de los comentarios que más escuchamos de los docentes del nivel medio frente a la propuesta de incorporar las Tecnologías de la Información y Comunicación en los contenidos curriculares , tiene que ver con la desconfianza hacia los contenidos de la wikipedia, directamente asociada a la práctica del copy paste tan practicada por sus alumnos a la hora de investigar sobre un tema.

A través del blog de Patricio Lorente de Wikimedia Argentina dimensionamos la importancia de incorporar el proyecto wikipedia como recurso didáctico en el aula tendiente a alejar los prejuicios y fantasmas que envuelven su presencia.

Es cierto que el vandalismo existe en wikipedia y la falta de la veracidad de las fuentes también. En definitiva Si hay algo en lo que nos puso a discutir internet, y wikipedia en especial, es la posibilidad de dudar de las fuentes, la procedencia de la información. Tantos años de actitud acrítica frente a los contenidos propuestos por las instituciones académicas, que ya nos habíamos olvidado de la crítica como instrumento de la racionalidad humana.
Continue reading →